Demuestra un estudio realizado en la UDO-Núcleo de Sucre

Phyllantus nirui o huevo abajo, es la planta que más se utiliza en el tratamiento de la diabetes.

Prensa UDO / Teresa Rodríguez de Tononi
Foto: Víctor Cabezuelo

El extracto de la planta Phyllantus niruri, conocida mejor como flor escondida, chancapiedra o huevo abajo, puede ser una excelente alternativa terapéutica para los pacientes que sufren de Diabetes Mellitus; enfermedad crónica que puede ocasionar: neuropatía, insuficiencia renal, cardiopatía, retinopatía, accidentes vascular cerebral y amputaciones no traumáticas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el mundo hay más de 180 millones de personas con diabetes, y que es probable que esta cifra aumente a más del doble en el año 2030. Asimismo, que en el año 2005 hubo 1,1 millones de muertes y que las defunciones incrementarán en más de un 50% en los próximos 10 años, si no se toman medidas urgentes contra esa enfermedad crónica, que afecta a las personas cuyo páncreas no produce suficiente insulina - hormona que regula el azúcar en la sangre, glucemia - o que el organismo no la puede utilizar eficazmente.

No obstante, hay una buena noticia para los diabéticos. El Laboratorio de Fisiología Celular del Departamento de Biología del Núcleo de Sucre de la Universidad de Oriente, a cargo de la doctora Mairin Lemus, docente de Bioquímica y Ecotoxicología, ha obtenido resultados muy prometedores con Phyllantus niruri, en el marco de un proyecto que desarrolla sobre el uso de plantas medicinales.

Phyllantus niruri
Explica Lemus que debido a la gran cantidad de alteraciones que se producen como consecuencia de la diabetes, en el Laboratorio de Fisiología Celular a su cargo han emprendido estudios con el fin de probar la efectividad de las plantas hipoglicemiantes – que disminuyen el nivel de glucosa o azúcar en la sangre- y sus posibles consecuencias sobre las enzimas antioxidantes, responsables de mantener la condición redox de la célula y evitar el daño que ocasionan en los distintos tejidos las especies químicas reactivas denominadas radicales libres.

La diabetes, dice, ha sido tratada experimentalmente con una variedad de especies de plantas, pero la que más se ha utilizado en el tratamiento terapéutico de esa enfermedad es Phyllantus niruri; planta euforbiaceae distribuida en muchas zonas tropicales y subtropicales, incluidas la India y las Bahamas, que se usa en la medicina folklórica para el tratamiento de cálculos renales, como diurético, hipotensor, hipoglicémico y antiviral, contra el Virus de la Inmunodeficiencia Humana – causante del SIDA-, eczemas, urticaria y enfermedades hepáticas, entre otras.

Precisa que en el Laboratorio de Fisiología Celular se experimenta con ratas diabéticas, que son tratadas con el extracto crudo de Phyllantus nirui. Los efectos que provoca esa planta a estos animales, se estudian en los parámetros hematológicos, química sanguínea, actividad de enzimas antioxidantes y niveles de de metalotioninas, en los tejidos hepático, retiniano, cardíaco y renal.

Los resultados obtenidos hasta ahora, demuestran que las ratas diabéticas presentan una alteración de las enzimas antioxidantes catalasa y superóxido dismutasa, que se caracteriza por la disminución de la actividad de su actividad durante los 30 días del bioensayo. Esto es ocasionado, posiblemente, por el aumento del peróxido de hidrógeno y del oxígeno, debido a la auto oxidación de la glucosa, dice la investigadora, quien agrega que también resultaron afectadas otras enzimas antioxidantes, tales como: glutatión peroxidasa y glutatión transferasa.

“El extracto acuoso de Phyllantus nirui parece tener un efecto significativo sobre el balance de las enzimas antioxidantes. Sin embargo, los resultados obtenidos hasta la fecha demuestran que la alteración de las enzimas tiene relación directa con el tiempo de permanencia de la patología”, expresa la investigadora.

Estrés oxidativo y diabetes
Lemus explica que en los pacientes que padecen de Diabetes Mellitus ocurren cambios bioquímicos que evidencian una situación de estrés oxidativo, que puede ser ocasionada tanto por un aumento en la producción de los radicales libres como por la disminución de los sistemas de defensa antioxidantes, según los estudios realizados por diversos autores.

Indica que ante condiciones de estrés oxidativo los organismos responden activando los sistemas de defensa antioxidantes, para prevenir los daños oxidativos en los tejidos. Y añade: “Si bien las defensas antioxidantes no enzimáticas son relevantes, las enzimas antioxidantes, como: superóxido dismutasa, catalasa, glutationa peroxidasa, glutationa reductasa y glutationa transferasa también ejercen un gran papel en el control fisiológico de los niveles de radicales libres, a través de sus actividades coordinadas en el ciclo de radicales libres. El peróxido dismutasa, que cataliza la dismutación de oxigeno para producir peróxido de hidrógeno, puede remover este poderoso oxidante mediante la actividad de la enzima catalasa”.

Los resultados obtenidos por Lemus y sus colaboradores demuestran que durante el bioensayo se activó el sistema enzimático de defensa antioxidante en las ratas diabéticas tratadas con el extracto de la planta Phyllantus niruri -como también ocurrió con otro grupo de ratas que fue tratado con insulina-, para evitar o prevenir los daños del estrés oxidativo que causa la Diabetes Mellitus. Por la tanto, Phyllantus niruri es una alternativa válida para el tratamiento de esa enfermedad crónica.

Por otra parte, en el marco del proyecto que adelanta el Laboratorio de Fisiología Celular del Núcleo de Sucre de la UDO, la profesora Yusmar Ramos realiza su tesis de maestría, y la bachiller Ahieska Liscano, su tesis de licenciatura. Además, colaboran: la doctora Luz Marina Rojas, Coordinadora del Laboratorio de Retina del Instituto de Investigaciones en Biomedicina y Ciencias Aplicadas, y el profesor Julio Armas, del área de Fisiología Animal del Departamento de Biología del Núcleo de Sucre de la UDO, así como el licenciado César Millán, Coordinador del Laboratorio de Hormonas del Hospital Universitario “Antonio Patricio de Alcalá”, de Cumaná.

Dra. Mairin Lemus, Jefe del Laboratorio de Fisiología Celular del  Núcleo de Sucre de la UDO. La Profa. Yusmar Ramos y la Br. Ahieska Liscano realizan sus tesis de maestría y licenciatura en el marco del proyecto sobre uso de plantas medicinales.